El Juego de las Transmutaciones de Findhorn

Los Angeles nos asisten en tiempos en que nos olvidamos de nuestras alas, las sentimos quebradas, y nos elevan a través del proceso de sanación hasta lograr la Unidad y la conexión necesarias para brillar y ser Luz.

Para ser parte de tu propia Transformación necesitamos cuatro horas para crecer, sin celulares, sin prisas, conectándonos con nuestra Esencia y con los Seres de Luz que el Juego va atrayendo.

Es un regalo para la Humanidad y debe ser honrado como tal, mereciendo disfrutar de algo tan vivo y luminoso.

Los grupos se arman a medida que así lo van solicitando.

 

Lala