ONE BRAIN (UN CEREBRO)

Es el propio cuerpo el que brinda la información: las prioridades las propone él, de acuerdo a sus necesidades. El método para obtener la información es el test muscular. Este test accede al consciente, inconsciente y a la memoria celular. Se presionan suavemente los brazos extendidos de la persona para recibir la información de ambos músculos deltoides anteriores y así asegurar una buena conexión con ambos hemisferios cerebrales. Los brazos se mantendrán fuertes o débiles en respuesta a preguntas específicas. Encontrar la información necesitada y el método mediante el cual limpiar un bloqueo es rápido y efectivo, pues provee respuestas precisas que no pueden ser "adivinadas" o inferidas, y reconoce a la persona como la absoluta fuente de información.

La terapia conecta a las preguntas con las respuestas que se encuentran en nuestro cuerpo pero que no escuchamos por estar limitados por nuestros propios condicionamientos. En nuestras células está grabada la memoria cuántica o celular. Todo lo vivido, pensado, visto y dicho afecta nuestro estado general de equilibrio y deja un registro en nuestras células. Cada factor estresante bloquea y va minando el cuerpo de estrés. Cualquier emoción negativa (miedo, angustia, inseguridad, cólera) es un factor de estrés cuyo origen es “limpiado” con esta técnica. Desactivando esto, se liberan muchos otros factores estresantes.

En general, entre el nacimiento y los 7 años desarrollamos nuestros patrones de comportamiento, y toda nuestra vida va a girar en torno a esto aprendido en la infancia. Al limpiar en la "Edad Llave" (el origen del bloqueo) un hecho con carga emocional negativa, limpiamos todas las veces que ese hecho con carga haya disparado esa misma emoción original. Cuando hay estrés el AIC (parte del cerebro orientada hacia la supervivencia) ocasiona un cortocircuito en el funcionamiento del 75% del cerebro. Los condicionamientos grabados en nuestras células nos llevan a repetir actitudes involuntariamente. Esta es la razón por la cual uno se encuentra repetidamente luchando contra ciertas áreas de su vida, desde leer o hacer ejercicios de matemática, hasta temas de auto-confianza perdida, adicciones, pérdida de peso y ansiedades personales o laborales.

Cada uno de nosotros, niño o adulto, tiene una imagen de sí mismo: lo que somos, lo que se espera de nosotros y lo que nosotros esperamos de nosotros mismos. Construimos esta imagen acorde a cómo nos sentimos, la información recibida de nuestros padres, amigos y otras figuras de autoridad. Las experiencias refuerzan esta auto-imagen y actuamos de acuerdo con ella. Los traumas de la autoestima no suceden de un día para el otro. Aunque queramos olvidar estos traumas o estén reprimidos, la memoria los almacena y al Elegir en el presente, esos recuerdos se unen con nuestras experiencias de vida en el presente.  Nuestro pasado determina nuestras reacciones emocionales en el presente basando nuestras decisiones en cómo nos sentimos.

Al limpiar la carga emocional negativa la persona se libera de estructuras tensionantes que la limitan (las negaciones, juicios y condicionamientos que nos imponemos para aceptarnos) y nuestra esencia surge naturalmente disolviendo los efectos concatenados (molestias, dolores, enfermedades) y recuperando la posibilidad de Elegir. El negar lo que sentimos nos hace seguir negando que tenemos el poder de Elegir.

Al limpiar las emociones negadas se disuelven las limitaciones que nos auto-impusimos y dejamos de atraer experiencias "no agradables" que sólo vienen en respuesta a lo que negamos dentro nuestro.

Muchas  de las elecciones que hacemos en el presente están basadas en traumas del pasado. Las elecciones del presente crean el futuro. Si limpiamos las emociones pasadas que bloquean la percepción del presente estaremos libres para ELEGIR el futuro que realmente queremos.

 


alternatetext