TOUCH FOR HEALTH

TFH (TOQUE PARA LA SALUD)

En 1964 el Dr. George Goodheart, un quiropráctico norteamericano, creó el Touch For Health tomando los principios de la biomecánica y combinándolos con el testeo muscular, la terapia por los meridianos chinos, la bioquímica y los reflejos osteopáticos y quiroprácticos,  consiguiendo “conectar” los músculos inhibidos y mejorar así el funcionamiento de la persona integrada.



Descubrió que  la respuesta muscular es inconstante, cambia de acuerdo a los estímulos positivos o negativos aplicados a un organismo. Utilizó al testeo muscular como una herramienta para evaluar el funcionamiento fisiológico corporal,  monitoreando los cambios en los caminos de información entre el cerebro y el cuerpo.

El TFH evalúa certeramente a la tríada de la salud a través del testeo muscular: estructura, química y emociones, muy importantes para nuestro bienestar.



Arraigados en la postura se encuentran las quejas físicas, las actitudes mentales,  los patrones y hábitos de comportamiento. El balancear los músculos y otros aspectos de la estructura puede rápidamente cambiar la postura, permitiendo que los cambios de comportamiento se produzcan más fácil y permanentemente.

Si le han diagnosticado el vivir con limitaciones por su edad o condiciones físicas y el reducir la actividad, el tomar drogas para el dolor, tranquilizantes, pastillas para dormir, u otros métodos de alivio temporal, o que “necesita tomarlo por el resto de su vida”, podría beneficiarse con el TFH. Es mejorar su calidad de vida.

Al ser balanceados fisicamente corrigiendo la postura mediante el testeo muscular removemos de nuestra vida aquello que nos impide la unidad que buscamos para desarrollar nuestra misión, usando nuestros talentos y realizándonos en nuestro destino.

Suceden cosas que nos sacan de nuestra armonía habitual y nos vuelven concientes de la necesidad de cambio: extrema ansiedad, irritabilidad o miedo; competencia; comportamiento agresivo;  egoismo;  tendencia a separar o desmantelar aquellas cosas o relaciones que funcionan en armonía; salud deficiente; pobreza; aislamiento;  fijaciones mentales.

Cuando el TFH es usado concientemente, obtenemos un mundo  mejor con performances perfectas y sin estrés sobre nosotros, nuestras familias, comunidades o el planeta. Nuestro mundo será íntegro, con menos dolor, sufrimiento y luchas.

El TFH nos ayuda a descubrir nuestro camino siendo balanceados energéticamente en nuestros pensamientos y emociones que afectan al cuerpo físico. El poder del TFH es el experimentar en el presente una inmediata sensación de propósito y equilibrio en nuestras vidas.

 


tfh